Yannik Paul ha logrado su primera victoria en el DP World Tour con un putt de cinco metros en el 18 que le daba la victoria y le salvaba de un posible triple play-off.

Paul salió a la final empatado en cabeza con el neozelandés Ryan Fox y aunque a lo largo de la jornada en Son Montaner hubo jugadores que entraban y salían de la lucha por el liderato, el alemán siempre se mantuvo firme en cabeza de la clasificación, solo o acompañado. Solo hubo un momento que se bajó del pedestal, cuando el inglés Marcus Armitage, su compañero de partido, hizo birdie en el 15 para ascender al liderato. Sin embargo, Armitage cayó estrepitosamente perdiendo cuatro golpes en los tres últimos hoyos.

Cuando Paul estaba en el tee del 18, su compatriota Nicolai von Dellingshausen y el inglés Paul Waring esperaban ansiosos en la casa club con su mismo resultado de 14 bajo par. Birdie o play-off eran las alternativas de Yannik que mantuvo la calma para acertar con el hoyo en tan decisivo trance, que le abría las puertas del triunfo en el Mallorca Golf Open.

La victoria, conseguida en su 26 torneo, le convierte en el alemán que ha logrado ganar en menos tiempo, mientras su compatriota Von Dellingshausen obtuvo una recompensa de consolación con su segundo puesto compartido: mantener la tarjeta del tour para 2023.

Alvaro Quirós (68 en la final) acabó el torneo con 7 bajo par, en el puesto trigésimo, siendo el mejor español. Con un golpe más terminaron Rafael Cabrera Bello (71) y Alejandro Cañizares (73).

Santiago Tarrío, que ha tenido un torneo muy movido, acabó con 68 en la final, con siete birdies (cinco de ellos consecutivos) y dos doble bogeys en tres hoyos. Compartió posición con -4 con Adrián Otaegui (70) y Sebastián García (68).


Jesús Ruiz Golf