Eugenio López-Chacarra, con vueltas de 65 63 69, ha totalizado 19 bajo par y se ha impuesto en el LIV de Bangkok, embolsándose los 4 millones de dólares del primer premio, lo que supone el cheque más alto ganado en la historia del golf español. Además, ha ganado también la competición por equipos con Sergio García, y los mexicanos Abraham Ancer y Carlos Ortiz, repartiéndose entre los cuatro los 3 millones de dólares del primer premio.

Este torneo celebrado en el campo de Stonehill, era el sexto de la historia de este circuito y repartía 20 millones de dólares en premios. El español salió a la final con cinco golpes de ventaja (la mayor en la corta historia del circuito) pero la diferencia se acortó drásticamente cuando en el hoyo 6 (dos birdies y dos bogeys, sus primeros en el torneo) estaba al par del día y Reed había acertado con tres birdies. Pero al español se le acabaron los bogeys y su paciencia y concentración le llevaron a sumar nueve pares y tres birdies hasta el final de su vuelta, manteniendo el liderato a pesar del acoso del norteamericano, que con su bogey en el 16 se despidió definitivamente de luchar por el triunfo.

Patrick Reed acabó segundo a tres golpes, mientras en el tercer puesto empataban los ingleses Paul Casey y Richard Bland y el norteamericano Sihwan Kim, los tres con 15 bajo par. Sergio García acabó vigésimo, con su segundo 68 en el torneo, a once golpes del ganador.

Chacarra, el jugador más joven en el campo a sus 22 años, asegura que “ganar siempre es divertido, pero no estoy enfocado en ganar; simplemente enfocado en mejorar”. En un torneo en el que ha vuelto a su mentalidad universitaria de simplemente divertirse y evitar los bogeys, el que era uno de los mejores amateurs del mundo antes de dar el paso de aceptar la propuesta del LIV ha igualado la tarjeta más baja del Circuito (63, 9 bajo par) y ha salido de Bangkok con casi 4,5 millones más que el ganador del Open de España.


Jesús Ruiz Golf