El Estrella Damm N.A. Andalucía Masters que comienza el próximo jueves será un torneo muy especial para Alejandro Cañizares. El golfista madrileño afincado en Málaga cumple la notable cifra de 400 torneos en el DP World Tour y lo hace con la máxima ilusión de “dar todo lo mejor en cada golpe.”

Sumar 400 torneos en el Tour es un logro que no está al alcance de muchos jugadores y hacerlo en casa, “una coincidencia increíble”, explica. “Este es mi club, entreno aquí desde que tengo 15 ó 16 años y siempre me han ayudado mucho. Es muy especial celebrarlo aquí”, comenta.

Cañizares recuerda perfectamente su primer torneo en el entonces European Tour, el Canarias Open de España de 2002, que jugó con 19 años, todavía amateur.

Mi hermano me hizo de caddie y quedé el cuarto por la cola, pero a uno de los que gané fue a Severiano Ballesteros, con el que coincidí en el aeropuerto. Tengo buen recuerdo: como no pasé el corte nos fuimos en coche a recorrer toda la isla”, recuerda.

En 2006 consiguió la tarjeta con plenos derechos de juego y solo necesitó cuatro torneos para conseguir su primera victoria, el Open de Rusia de 2006. La segunda se hizo esperar hasta 2014, cuando ganó el Trofeo Hassan II, en Marruecos.

Cañizares se muestra orgulloso de cumplir 400 torneos. “Eso quiere decir que he pinchado mucha bola en el tee durante 16 años de carrera”, comenta. Innumerables torneos y batallas en la mochila, pero la misma ilusión por jugar una vez más en su campo, el Real Club Valderrama, ante su público.

Ha sido un año complicado en cuanto al golf, también mentalmente, pero no se acaba el mundo. Llego con muchas ganas, expectativas no puedo tener demasiadas, pero mantengo mis metas, mis sueños. Este es el campo en el que entreno y estoy jugando mejor, solo puedo decir que voy a dar todo lo mejor en cada golpe”, promete.


Jesús Ruiz Golf